El bodegón en El Atelier de Santi

Nature morte dans le trompe-l'oeil "Tinto de verano"

Es el bodegón un género repetido en El Atelier de Santi porque los trampantojos son consecuencia de este género. Un trampantojo, como los que aquí realizo y expongo, es una naturaleza muerta o bodegón «escondido». O mejor dicho, como «disimulado» en un escenario de realidad o real. Los trampantojos pueden ser paisajes también, o escenas urbanas o naturales. Pero en este caso hago uso mayormente de bodegones o naturalezas muertas.

Bodegones y naturalezas muertas dentro de varios trampantojos
Bodegones y naturalezas muertas dentro de varios trampantojos

Origen del bodegón

El bodegón es un nombre relacionado con la cocina, derivado de bodega o lugar donde se almacenan los víveres. También llamadas más recientemente y en distintos lugares «alacenas» o «fresqueras». Estas últimas utilizadas en el ámbito rural cuando no había energía eléctrica. Son un receptáculo interior en una vivienda a modo de armario, pero abierto al exterior, al fresco, por algún o algunos de sus lados. Este lateral esta abierto al exterior para mantener frescos y aireados los víveres que lo requieren. Pero parcialmente cerrado con algún tipo de red u obra para evitar la entrada de insectos y animales pequeños.

Bodegón en el trampantojo "Judias con chorizo"
Bodegón en el trampantojo «Judias con chorizo»

Dicho esto para explicar el origen del bodegón como género pictórico. En el barroco, español y europeo, era un género muy usual y extendido entre la mayoría de autores. Había especialistas, alguno con dedicación casi exclusiva. También había detractores del bodegón como género, así lo explico en una publicación anterior (La Alacena de Velázquez). Pero estos detractores eran minoritarios y el género del bodegón estaba plenamente integrado en el arte de la pintura. Así lo ha demostrado el devenir de la historia del arte.

La expresion del bodegón

El reto del bodegón, en muchos casos, consiste en hacer llegar al observador las sensaciones del resto de los sentidos. El olor, el sabor, el sonido, el tacto o textura, esta última más asequible al dibujo y la pintura que las anteriores. Por poner un ejemplo, las naturalezas muertas de Willen Claesz. Heda, precursor del hiperrealismo. Como en casi toda la pintura flamenca del momento, su exacto y perfilado dibujo hace perfecta la representación de materiales duros, como el vidrio, el metal, la piedra, etc.

Bodegón, fuente de inspiración del trampantojo, por Willen Claesz

Por el contrario, en otro casos, como son los muchos artífices de bodegones en España y Francia, (Sanchez Cotán, Velázquez, Jean Siméon Chardin, Luis Meléndez, etc.) alcanzan la imitación de los materiales representados mediante la pincelada. Construyendo la luz y las texturas mediante la interacción del dibujo y la pincelada, dando a esta última más protagonismo. Así consiguen representar las frutas y hortalizas con su frescura, llegando a diferenciar lo que está maduro de lo que aún no.

Bodegón de Caravaggio en La cena de Emaus (National Gallery of London)
Bodegón de Caravaggio en La cena de Emaus (National Gallery of London)

El bodegón y la alegoría

Y esto se consigue mediante la técnica pictórica y el uso del color, resultando la visión final de la obra. Transmitiendo así al observador las sensaciones y características naturales de lo representado.
El bodegón utilizado como alegoría hace más uso del dibujo y composición en su representación (Antonio de Pereda) que el bodegón «de cocinas». Este último busca la textura y naturalismo de sus representaciones a través de la técnica pictórica, a la busca de los efectos visuales y sensuales de los que comentaba al principio. De esta manera explicita se da un valor simbólico a lo que se representa. Por ejemplo hago de nuevo referencia a Willen Claesz. Heda. En sus bodegones, «still lifes» o naturalezas muertas, podemos apreciar que los objetos representados son bellos, preciosos y perfectos en muchos casos. Pero entre ellos aparece en algunos casos delicados vasos o recipientes de vidrio rotos y fragmentados. Con ello el autor quiere representar y simbolizar la fragilidad de la vida material. Es decir, una alegoría dentro de una naturaleza muerta.

Para saber más:

https://www.latelierdesanti.com/pintura-del-natural-en-el-atelier-de-santi/

1 pensamiento sobre “El bodegón en El Atelier de Santi”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *